Sevilla y la Inquisición

Sevilla, cuna de la Inquisición y de sus terrores. Lejos de lo que pudiera parecer, también en Sevilla se dieron casos de brujería y hechicería. Lo prohibido, lo desconocido, lo oculto, atrae al ser humano desde el inicio de los tiempos y para aquellos que practicaban la brujería, en tan peligrosos tiempos, era difícil discernir aquello que pertenecía a los reinos del demonio, de aquello que tan sólo lo recreaba su propia fantasía, tras ingerir mil ungüentos y alucinógenos. Recorramos el aspecto más misterioso y legendario de la Inquisición en Sevilla.

El temor a la brujería, brujos y brujas se malentendió en la Edad Media. En dichos tiempos de oscurantismo, la bruja tornó su rol social, en otros tiempos benévolo y adivinatorio consultado por reyes y emperadores, a un origen demoníaco. Se asociaba la brujería, con ritos, en los que se rendía culto al diablo y se adoraba su figura, entrando en la perseguida herejía. A las brujas, principalmente, se les atribuía fines malignos en sus prácticas, mantener sexo con demonios, realizar pactos con el diablo, realizar ritos de magia negra, volar sobre animales, objetos o demonios y realizar encuentros sacrílegos con el diablo, en los denominados aquelarres.

Una ruta que te propone visitar los lugares de Sevilla relacionados con el Santo Oficio, con la Inquisición y conocer su terrorífica Historia…

MISTERIOS, LEYENDAS y CULTURA

Duración del recorrido: 110 minutos.
RUTA SEVILLA Y LA INQUISICIÓN
Hora: 22:00 h.
Lugar: Puerta del Callejón de la Inquisición, en calle Castilla.
Precio: 10 euros/persona.

Anuncios